viernes, 20 de febrero de 2009

Audi Quattro Gr 4.

Wenas!!! Hoy presento el Audi Quattro de Team Slot. Una pequeña marca que apuesta por la reproducción de coches, los cuales las "gandes", hasta hace bien poco, no reproducían. Esto hizo que se ganaran el cariño de muchos aficionados a los rallys por sus magníficas reproducciones, tanto en plástico como en resina.

Solo sacar el coche de la caja, llama la atención la farera delantera y la fragilidad de la misma. Los faros superiores, muy bonitos, cayeron como la fruta madura, sin necesidad de realizar ningún gesto brusco ni darle golpes. A pesar del pequeño percance, prosigo con el examen visual de la carrocería (de plástico), me llamó la atención el brillo del barniz, dándole un tono más característico de las reproducciones en resina de Team slot.


En el capó podemos encontrar el patrocinador principal sanyo, Audi y la placa de rally. En esta reproducción, los colores utilizados para la decoración son el amarillo y el azul, que sustituyen a los característicos de audi sport.


El cockpit muestra como es el coche en general, pequeños detalles que pueden pasar desapercibidos y que hacen del coche una gran reproducción, contrarrestados con peuqeños fallos que deslucen en la valoración global del coche. En su interior el volante está muy bien definido, con las palancas, como la del intermitente y las luces. Pero llama más la atención la simplicidad de los pilotos y lo mal puesta que está la libreta de las notas, desencajada y con las manos del copiloto no tan bien reproducidas.

En los laterales podemos encontrar los patrocinadores, muy bien definidos, pero quedan deslucidos por los marcos de las ventanillas. En cuanto a la tampografía del techo como de la placa de rally de la luna trasera sólo destacar lo bien definida que está, letras bien claras y sin la pintura corrida.

Esta constante de aciertos con pequeños fallos, se siguen viendo en las ópticas, ya sea las delanteras como las traseras y en la rejilla situada sobre el paso de ruedas trasero. La rebaba que deja el molde en las pequeñas piezas, al no ser limado, dejan ligeramente desencajados estos elementos en su posición final, dando esta sensación de "inacabado". Pero no por ello el coche deja de tener ese toque característico del Audi.

El chasis, sencillo en su estructura, se encaja a la carrocería mediante de tres tornillos, dos delante y uno detrás que hacen que disponga de una óptima basculación. El motor (ts7 titan), en posición longitudinal, posee un adaptador para que se puedan utilizar varios motores, de caja larga, RX (scx), etc. La relación es de 9/27 y el sistema de tracción total 4x4 es por poleas, en este caso, se encuentran en el lado derecho. Hay que tener en cuenta que las poleas forman parte de la llanta.

El coche corresponde a la decoración con la que el piloto Stig Blomqvist (swe) y Björn Cederberg (swe) participaron en el 32rd International Swedish Rally. El rally se disputó sobre nieve/hielo, la típica climatología que puedes encontrar en Karlstad en febrero. La distancia recorrida fue de 1390 km, 358 km fueron cronometrados y repartidos en 25 especiales.

Para finalizar con la pequeña descripción del rally, recordar que de los 116 participantes, solo finalizaron 68. El ganador, como no, fue Stig, que se impuso a Ari Vatanen y Terry Harryman (Ford Escort RS 1800) por solo 2.36 seg.

Adeu y gassssss

3 comentarios:

Waskalas dijo...

Muy buen artículo Joan. El coche es precioso y con esas fotos es aún más bonito.

Un saludo

Fantômas dijo...

Buen blog che! Te invito a darte una vuelta por el mío, creo que te puede llegar a interesar por las cosas que veo que posteás (y de paso si querés intercambiamos enlaces).

Mi blog, principalmente sobre música, lo podés encontrar acá:

Soy del Montón

Un abrazo.

DEMO dijo...

Joan, genial!!! Sencillamente genial.

Las fotos son de nueve y medio como diría Ricard.

El diorama es magnífico, pero cómo lo has utilizado es sencillamente un espectáculo. Te has llevado el coche a su hábitat natural; lo más difícil.

Enhorabuena y gracias por compartirlo!!!

Salud