jueves, 18 de marzo de 2010

Ejes, carrocería y últimos retoques

Colocación de los ejes...
Actualmente en el mercado hay mucha variedad de productos para preparar los coches de slot. A pesar de que la gran mayoría son compatibles entre sí, ya que son calibrados, se acostumbra a montar todo de una misma marca y así evitar incompatibilidades. Evidentemente, aquí cada cual es libre de escoger uno u otro material, dependiendo de la finalidad y de la relación calidad-precio.
Para montar el juego de ejes del Focus necesitaremos: 4 llantas, 4 casquillos dobles, 2 poleas, 2 ejes, 1 goma para la transmisión y 1 corona de 27 dientes.
Comenzaremos por el tren trasero. Primero, colocaremos la corona en el eje y la polea en el lado izquierdo de la corona, pero sin apretar el tornillo que fija las piezas hasta que no estén bien centradas. Después colocaremos los casquillos dobles y procederemos a colocar el tren trasero en el chasis y con el motor bien fijado. Cuando ya está todo en su sitio, centramos el eje dejando que sobresalga más o menos por igual en cada lado. Con la llave de M2 apretamos el tornillo de la corona que ya está centrada, pero dejaremos la polea para más adelante. Ahora ya podemos colocar las llantas.
El tren delantero es el más sencillo de montar y no tiene ningún secreto, introducimos la polea, los casquillos dobles y lo colocamos todo en su lugar correspondiente. Centramos el eje y colocamos las llantas. Y por último, centramos las poleas, ya que si las colocamos un poco “torcidas” la goma puede saltar.

Carrocería...
La carrocería no tiene mucha dificultad para prepararla, aún así, se puede mejorar, en especial la basculación. Lo primero es limar los cantos interiores ligeramente para quitar las rebabas.
Pasa frecuentemente que jugando con el coche, un mal golpe desprende el interior rozando éste con el motor, ejes, gomas y dificultando el funcionamiento del coche. Para evitar que esto suceda, y con la ayuda del loctite o con cola termofusible, reforzaremos los puntos de soldadura del cockpit con la carrocería.
Para hacer que bascule, colocaremos la carrocería sobre el chasis y apretaremos los tornillos al máximo. La técnica consiste en introducir una moneda, palillo o un trozo de cartón entre el chasis y la carrocería durante un par de días. Pasado este tiempo, la carrocería se ha “engordado” y al aflojar los tornillos observamos como bascula libremente. Si sigue rozando, volvemos a repetir el procedimiento.
Y por último, de tanto quitar y poner los tornillos, la rosca se pasa y el tornillo se puede desprender. Cogeremos un palillo y le colocaremos media gota de loctite en la punta, lo introduciremos en el agujero de la carrocería donde va el tornillo y giramos el palillo con alegría. Una vez se ha secado el loctite, volvemos a colocar el tornillo. Ahora notaremos como entra más “duro”, y problema resuelto.

Últimos retoques...
El coche ya está montado y vamos a proceder a “afinarlo”. Como ya he comentado, el material que montamos es calibrado, esto quiere decir que tanto las llantas como los ejes están rectos y el comportamiento dinámico del coche será óptimo. El coche debe ir fino y sin rebotes de ningún tipo causado por una llanta o eje descentrado. Pero para que todo funcione correctamente, hay que terminar el trabajo iniciado.
Colocaremos unas gotas de aceite en los casquillos y grasa en la corona, esta grasa tiene la particularidad de que permite que el piñón y la corona engranen perfectamente y tiene la densidad suficiente para no “salir” centrifugada en cuanto el coche se ponga en marcha. A pesar de que éstos materiales son de una gran calidad, puede pasar que el piñón y la corona no engranen correctamente. En este caso utilizaremos el método del mechero.
Consiste en poner el motor en marcha a muy pocas r.p.m. y acercar el fuego de un mechero a la corona. La calor hará que el plástico de la corona se reblandezca y se adapte a los dientes del piñón. Pero hay que tener mucho cuidado a la hora de acercar la llama si no queremos fundir la corona. Sólo debemos mantener en contacto la llama con la corona durante un par de segundos, separamos y volvemos a acercar. Sabremos que hemos terminado porque empieza a disminuir el ruido. Aunque por lo general, con el uso continuado en pista, el piñón y la corona engranan perfectamente sin tener que recurrir a éste método tan drástico.
Una vez afinado el coche, llega el momento de colocar las suspensiones y los neumáticos. Sobre éste coche o sus “hermanos” se han explicado preparaciones “racing”. Pero como éstos retoques van dirigidas a los compañeros de hobby que se quieren iniciar, es recomendable una preparación más “segura” y con el tiempo ya pasaremos de “nivel”.
En líneas generales las suspensiones delanteras que mejor van son las rojas, con las que el fabricante distingue las más blandas, y los neumáticos que colocaremos serán unos que ofrezcan poco grip o agarre a fin de obtener seguridad de morro.
Detrás colocaremos las suspensiones de color azul, que corresponden a las de una dureza media. Para obtener seguridad atrás, hay que jugar con los neumáticos. En general, los neumáticos más blandos se desgastan más rápidamente y son los idóneos para iniciarse. El excesivo desgaste hacen que se ensucien más rápido, aceleren más suavemente y permitan derrapar en caso de entrar colado en una curva. Los que yo aconsejo son los ProSlot de tres rayas.
Y aquí finaliza la explicación, ahora ya no tienes excusa para acercarte al club y echarte unas carreritas.

Espero que os haya gustado y sea de gran ayuda.
Adeu y gass.

PD: Gracias Demo, lástima que no haya podido ser.

4 comentarios:

DEMO dijo...

Fantástica serie Joan, sencillamente fantástica. Cómo preparar un cochecito de rally de la mano; toda una clase magistral, pra quien se inicie como para quien tenga defectos adquiridos.

Muchas gracias Joan por compartirla y por el nivel de la misma. Lo dicho, un auténtico lujo.

Salud

Waskalas dijo...

En efecto, como dice Demo una gran preparación, aunque echo de menos algún que otros secretillo para darle un par de decimillas más al cochecín.

Gracias maestro

Joan-er-cunyao dijo...

Wenas!!! LAs gracias te las tengo que dar yo Demo, la idea fue tuya, yo solo esvribí y saqué 4 fotillos ajieaije iajei
Wasky, hay más cositas por hacer, como limar la carrocería por dentro, más concretamente ne el techo y limar el cristal del coche por la parte que toca el techo, pero si no tienes un buen motor, eso no te sirve de nada, esas decimitas que dices que quieres bajar se consiguen apretando los imanes del motor, se consigue más efecto imán, pero he de reconocer que de motores ando un pelín verde, por no decir que no tengo ni idea, pero recuerda que lo que mueve el coche es el motor y ahí tienes mucho margen de mejora, con un motor con buenos bajos, etc se consigue bajar el crono y para sucio, uno más dócil, pero eso ya lo explicaré.... el día que aprenda a hacerlo ajie ai ejiaje
Adeu y gassssssssss

Sam dijo...

Todo eso le haceis a un grupo N? juas! creo que por eso me pasé al 1/24 de rallye y creamos el grupo S......para marranear a lo grande!
De todas maneras esta muy bien explicado Joan, y el truquillo del mechero, aunque no es nuevo ( nosotros ya "quemabamos" las primeras coronas de los Tyco, para adaptarlas ) es bueno recordarlo y como es la mejor manera de aplicar el mechero sin churrascar la corona, el chasis y los dedos!jejeje

A ver el siguiente?