lunes, 3 de mayo de 2010

Lancia-Ferrari D-50 Conmemorativo Fira de Vic

Wenas!!! Hoy comparto con todos el Lancia-Ferrari D50 de Castellotti #22.

Nuevamente, los organizadores de la Fira de Vic han contado con la colaboración de Cartrix para el coche conmemorativo del evento de éste año 2010, y al igual que el Bugati anterior, limitado a 200 unidades.
Lo que me ha llamado la atención para adquirirlo –no acostumbro a comprar éste tipo de ediciones- no es solamente su belleza, sino que el coche es ‘real’. Corresponde al pilotado por el Italiano en el G.P. de Mónaco de 1956, carrera que se disputó un 13 de mayo y que correspondía a la segunda prueba del campeonato.

Todos los que coleccionamos estos fantásticos G.P.Legends de Cartrix y buscamos por la red fotos e información de los coches que adquirimos, rápidamente relacionamos los coches con sus pilotos y en este caso, con solo echarle un vistazo diríamos que este coche es el de J.M. Fangio. El ‘bigotito’ pintado de amarillo sobre el rosso-corse ferrari es característico de el Chueco. Pero en la caja ‘standard’ de cartrix –en estas ediciones no va en la característica de metal de los GPL- pone que es el pilotado por el italiano E.Castellotti......

Entonces..... ¿quien es el verdadero piloto de este coche?..... Fangio?...... Castellotti?
Sin duda alguna, la F1 de mediados de los años 50 no es como la actual, algo lógico, y por eso hay que informase y buscar en la red para saber que pasó realmente en dicha carrera. Y como nuestra intuición nos dijo a priori, este coche.... es el de Fangio?

Así que ahora explicaré más o menos lo sucedido para que se ‘entienda’ de quien es el coche.
Fangio (D-50 #20) había conseguido la pole delante de Moss, pero al iniciarse la carrera, Fangio pierde unos puestos debido a una derrapada y se ve obligado a remontar. El bravo piloto argentino tiene que forzar la máquina y asumir más riesgos de los debidos. Moss dijo un día sobre el chueco que ... no cometía errores..., pero los que van delante de él sí, así que se le cruzo un coche delante al hacer un trompo y lo tuvo que esquivar, y en la maniobra, rozó con un fardo de paja que le dañó el coche en el lado derecho según la macha, afectando al morro y el depósito en la parte trasera –muy superficial-, pero pudo continuar, hasta que más adelante, cuando estaba en segunda posición, sufre una salida y daña un eje, circunstancia que unas vueltas más tarde le hace para en boxes.
Por aquel entonces sí que estaban permitidas las órdenes de equipo, Fangio detiene su coche en el box para mirar de arreglarlo y optan por hacer para a Collins (D-50 #26) –ojo, hay que recordar, que por contrato, los demás pilotos de la Scuderia están obligados a cederle el coche al argentino en situaciones como ésta-. Así pues, J.M. vuelve a la carrera con el coche ‘prestado’ y empieza a remontar posiciones consiguiendo vuelta rápida tras vuelta rápida y la mejor de todas justo en la última del gran premio.
Entonces..... ¿De quien es este coche? ¿Es el de Castellotti.... no?

Pues sí, es la de Castellotti . El piloto italiano se vio obligado a retirarse por problemas mecánicos en su D-50 –cambio- y en el box, cuando se repararon los problemas de la D-50 de Fangio (D-50 #20), se opta por dejársela y que termine la carrera en la montura de el Chueco. A pesar de perder 6 vueltas con el líder, termina en una meritoria 4 posición.

Como la caja irá al armario y el coche a la vitrina, cuando alguna visita me pregunte por el piloto, yo diré que el coche es el pilotado por Fangio, para mi, ese bigote amarillo siempre va acompañando a el Chueco.
PD: Demo, siempre se puede decir que es la pilotada por el maestro J.M. Fangio en el XXVIIo Gran Premio d'Italia de 1956....

Adeu y gasssssss

3 comentarios:

Miguel Gómez dijo...

Que pedazo de reportaje compi, se nota que valoras muucho los GPL (Te acompaño en el sentimiento ajaja)

Desconocía la historia, que lío de coches! pobres comisarios de pista al final no sabían quien cruzaba jaja

Otro que tengo reservado, espero poder comprarlo algún día jajaja

Saludos y gracias por compartirlo

DEMO dijo...

Fantástico artículo Joan, y sabia decisión final la de adjudicarle esta belleza a Fangio.

Un abrazo y gracias por él!

Waskalas dijo...

Hombre...es que Don Juan Manuel es don Juan Manuel...
Excelente artículo Joan, desconocía la historia y me has dado una alegría. Ya tengo otro Fangio.

Enhorabuena