miércoles, 13 de enero de 2010

¿Cuál es tu criterio de colección?

Mis últimas adquisiciones me han hecho recapacitar sobre el tema del coleccionismo, y más concretamente sobre el criterio que utilizo para coleccionar.



Desgraciadamente dispongo de poco espacio para mostrar mis cochecitos, solo tengo dos vitrinas del Ikea (SADPA) con un espacio limitado y que, gracias al ingenio de mi mujer, con la utilización de las cajas de los propios coches, he ganado espacio al utilizarlas como bases y ganar en altura. No sé el nombre, pero son esas vitrinas de cristal con solo tres valdas y muy separadas entre ellas, es una vitrina muy cuadrada y muy desaprovechada (ya sabéis la que es ¿No?). En mente tengo hacerme una más acorde con lo que necesito y a medida. Pero como en éste país, la burocracia relentiza todas las obras de mejora.

Pero hasta que no llegue el momento de la mudanza slotera, debo administrar el tiempo de exposición de los coches en las vitrinas. Como es más que evidente, las novedades ocupan un lugar visible y privilegiado en cuanto llegan a casa. Pero para poder exponerlas, hay que quitar un coche de los que ya llevan tiempo ahí, como se acostumbra a decir en el transporte público ...antes de entrar, dejen salir...

Como se puede observar por las fotos que comparto, me gusta ambientar la situación haciendo que se asemeje (dentro de mis posibilidades de espacio y material) a la competición que es reproducida por el coche adquirido, así que coloco algún que otro coche en el "diorama" que monto para la ocasión. Tras hacer las fotos de rigor y visionarlas para hacer la selección final, observo como mis dos últimas adquisiciones (podéis verlas debajo de esta entrada) son el "mismo" coche, la base del real (1:1) se utilizó para hacer los diferentes modelos, con las pertinentes modificaciones según la disciplina automovilística en las que iban a tomar parte.

Así que las fotos que realizo a mis cochecitos leré me han hecho percatarme inconscientemente de cual es mi estilo de colección, de que coches me interesan para coleccionar y deleitarme con ellos, ya sea viéndolos o buscando información sobre el piloto y disciplina disputada. Así que si lo unimos a la dificultad de poder exponer todos los que tengo por falta de espacio, el resultado no es otro que.... Mi criterio de colección.
Evidentemente este ‘criterio’ me ha costado años, no es una cuestión de ponerse y ya está. No te levantas una mañana y dices...voy a coleccionar coches de Le Mans, rally, GT’s, etc....Yo, como la mayoría de los aficionados al slot que en la actualidad coleccionan, he tenido unos pasos previos, que podrían ser perfectamente estos....

El primer paso, que coincide con los inicios, es el de arreplegar, aglutinar, comprar sin ton ni son. Son compras compulsivas con el único fin de tener el máximo número de coches lo antes posible, y si son baratos, mejor. En esta fase, incluso compraba coches que no me gustaban, pero deduzco –ya que no lo recuerdo- que estaban de oferta, pues... a la saca!! Evidentemente esto lo veo ahora, cuando tengo que sustituir los que tengo en la vitrina para poner los nuevos, que cuando los miro me pregunto... ¿Porque lo compraría si no me gusta?. La verdad que la respuesta no es muy complicada, ya que yo me inicié en el slot para competir, mi única premisa para comprar coches era para ponerlos en pista. Así que si eran más o menos bonitos me daba igual, solo buscaba coches de rally para ver cual era el más rápido. En la actualidad es el Joan petit el que disfruta jugando/destrozando estos coches.

El siguiente paso era coleccionar los modelos de coches de una determinada marca, eran coches de rally e intentaba comprar todas las referencias. Evidentemente que mi criterio ya había ‘evolucionado’, las compras seguían siendo algo compulsivas, ya que a pesar de que el modelo de coche me gustaba/gusta (Seat Córdoba de SCX) había modelos que eran realmente infumables, pero lo importante era tener el máximo número de referencias posibles, un numerito para poder decir... mira cuantos tengo!!!. Evidentemente, que esta forma de coleccionar por el cariño a una marca es respetable, que nadie se me ofenda, pero lo que ahora veo ilógico es ‘cargar’ tambien con los ‘patitos feos’, esos coches que sacan las marcas para amortizar los moldes y que realmente no me llenaban... Evidentemente, como con el criterio anterior, los coches que no me gustan siguen engordando la colección del peque de la casa... que no veas que colección tiene ya!!!.

El tercer paso en mi evolución coleccionista se da gracias a internet, a las facilidades que ofrece la red de redes para conseguir información y la aparición de algo desconocido para mí hasta ese momento.... los foros.
En el foro de cuyo nombre no quiero acordarme, empecé a conocer más marcas, modelos de coches y disciplinas sloteras. Descubrí que Ninco no era japonesa y que en unos 20 minutos en coche me podía plantar en la fábrica (es coña ajijaij ia e). A pesar de que mi única ‘obsesión’ era la competición, empezaba a surgir en mi una curiosidad por otros coches que no siempre terminaban siendo desguazados y modificados para ser estrujados en las pistas. Me empezaba a fascinar la historia que rodeaba a determinados modelos. A pesar de ser bonitos, debían tener ese plus que le da el conocer al piloto, sus gestas, la competición reproducida, etc... Es decir, los coches debían tener "vida". Había pasado ya a la tercera fase del coleccionista patoso. Ahora empezaba a ser más meticuloso a la hora de comprar, miraba más los "extras" que podían llevar los coches, como la presentación (urna diferente a la normal), si además incluía información del coche (cartoncito acreditativo de edición limitada y ligera explicación), si es una edición limitada, etc. Pero claro, esta tercera fase tambien está relacionada con un incremento en el precio del coche. Al no estar hablando de coches de tiradas infinitas y presentaciones normales, tienen un precio algo más elevado, pero dentro de un margen lógico. Quiero aclarar que este margen que considero lógico depende de la "cartera" de cada uno. Esta meticulosidad y gustos por coches "diferentes" empieza a meterme en un mundo del slot más reducido, son los coches de resina. Mientras tanto, tengo que hacer sitio en la vitrina, así que estos coches ya no pasaban a formar parte de la colección del txiqui y son guardados meticulosamente en las cajas, para poder ser colocados en un futuro en la vitrina nuevamente. Aunque de vez en cuando son los utilizados para hacer carreras en la pista casera con el peque, siempre a un ritmo bajo pero disfrutando de una tarde slotera, con coches bonitos y con la mejor compañía que un padre puede tener, que no es otra que la de su hijo y disfrutar con él como ‘enanos’.

El cuarto apartado es el ya nombrado y que califico como... resinero. Sin duda alguna el mundo de la resina es fascinante, aunque he de ser sincero y reconocer que estoy muy verde en este apartado, para que engañarnos. Mis ‘inicios’ fueron gracias a los compañeros lemanseros encabezados por Jordi, al cual siguen los maestros Juanjo y Enric, a los que hay que añadirle la aportación histórica de Alex. Estos monstruos de las resinas se "fabrican" sus propios coches, centrándose en la mítica prueba de resistencia y con la peculiaridad de que no siempre son los ganadores de la misma. En especial Jordi, que es capaz de hacer el coche de un piloto privado y que, además, no se llegó a clasificar.
Con todo este rollo, lo que quiero decir es que la resina es un coche que tiene ese plus que antes comentaba, tiene ‘vida’ e historia, tienen por costumbre reproducir coches que las casas ‘grandes’ no se atreven a fabricar ya que son demasiado exclusivos -en cuanto al seguidor/aficionado al cual van destinados- y las ventas no amortizarían el molde de uno en plástico. Estos coches yo los considero verdaderas ‘obra de arte’. Son trabajos realizados a mano, con cariño, el artista está muy bien documentado e intentan ser lo más fiel posible al coche original. El ‘problema’ que presentan las resinas es el del número de unidades realizadas. Por norma general son tiradas muy cortas, en algunos casos incluso no se llegan a vender ya que están asignadas de antemano. Y lógicamente esto repercute directamente en el precio. Así que si el precio de salida ya es ‘alto’, el que llega a tener en los mercadillos ya ni te cuento. Detrás de la cara amable de las resinas, encontramos la más fea, la de la especulación, la del negocio puro y duro (esto tambien puede pasar con los de plástico), evidentemente es respetable ya que los coches están sujetos a la ley de la oferta y la demanda, pero en cierta manera, esto lo hace tambien más atractivo. Esta sobrevaloración de determinados modelos les hacen poseer una fama de ‘imposibles’ y rara vez se dejan ver. Sin duda alguna, el mundo resinero parece ser ‘sectario’ (que nadie interprete mal la palabra) ya que es reducido y todo el mundo se conoce. Pero se aleja de mi criterio de colección, ya que no es solo un criterio exclusivamente basado en el coche, tambien en el precio de mercado de los mismo, así que a pesar de lo que me gustan las resinas, están por encima de mis posibilidades, algún día me podría dar un caprichito con ellas, pero mi religión (la del puño cerrao) y como buen catalán, hacen que me limite a ser un mero espectador, que disfruta como el que va a un museo y se interesa por conocer la historia, en definitiva..... se mira, pero no se toca...

Después del tocho, por el cual pido disculpas, saco mi propia conclusión sobre mi criterio de colección y es sorprendente.... me gustan TODOS los tipos de coches, no hay una disciplina en la que me centre exclusivamente y justifique mi colección.... ¿Doctor es grave?

Adeu y gasssssss

12 comentarios:

Juan dijo...

Complicado amigo Joan esto del criterio.Primero preguntarme el ¿por que me gusta el slot? y no encuentro respuesta creo que el tema de los cochecitos va conmigo desde que tengo uso de razón y jugaba con pequeños coches de hojalata con sus pequeñas ruedas y me montaba mi película podría tener 3 años como mucho.Hay que pensar que nos movemos en una cultura con culto a las cuatro ruedas nos rodea estés donde estés.Colecciono cochecitos leres,pués habrá que pensar que sí,aunque ahora esté fisicamente lejos de mi colección sigo adquiriéndolos de forma lo más controlada posible,mi criterio:muchos lo sabeís,todo lo que halla corrido en Le Mans (siempre fuí fan del gran Steve),intento adquirir el mayor número de fabricantes posibles tanto en resina como plástico y gustar me gustan todos,siempre que llegue el bolsillo,ultimamente también intento conseguir biblografía sobre el tema y estar bien documentado,lo que considero un anexo importante a la misma colección en sí.

Y por supuesto lo que me gusta mucho es ver la colección de los que tienen la misma afición que yo.

Saludotes

Patanslot68 dijo...

jolin Joan me has hecho sentir como si mirara en un espejo.
Cuanta razon tienes

Guilllem dijo...

Hola Joan,
coincido totalmente con tu art
ículo,nuestra afición como la de una enfermedad de esas "raras" no se sabe de donde procede y los sintomas se van agrandando con el tiempo.Lo del criterio influye mucho las capacidades economicas y de espacio de cada uno, ya no tengo cajas donde poner los "cochecitos"...
Y paRA DISFRUTAR VUESTROS BLOGS que son mi vitrina virtual...
Saludos
Guillem

Waskalas dijo...

Mi criterio debería ser el mismo que el tuyo Joan, pero lo siento, yo en esto del slot soy un inmaduro y sigo dándole a todo

Un abrazo

tokyoplamo dijo...

Holaaaa,bueno mi criterio es que no tengo criterio....eso si despues de leer tus reflexiones....tendre que hacer las mias....

Lo mio es mas bien que tengo algo de yonqui..sobre todo con el scraht,no es necesario que sea LM...solo hace falta que me apasione...y ala al lio........

un abrazo!!!

Jordi ,desde el sofa,el Wifi y el gandulismo por bandera...

DEMO dijo...

Bonita entrada Joan, lo mejor, lo has dicho tu, con quién compartir esta afición con un hijo (m. o f.).

Hay tantos tipos de coleccionista como coleccionistas, aunque sí es posible que a algunos se les pueda encuadrar en angún gran grupo; exinomaníacos, resiníticos, timopeculadores disfrazados de entendidos, rompecronos, buscadores de orofertas, RAc'istas, LM'istas, 70's... incluso meros acumuladores que buscan un número de unidades; todos igual de respetables.

Si hay que declararse y cerrarse mucho mucho, me declaro Italófilo y Montejurrista, a todos los niveles -ya es casualidad-...., aunque no me declaro -ista.

Lo mío comenzó bien de pequeño, aunque al "scalextric" me re-enganché procedente del 1:1 y estático, y mucho de lo que sé se lo debo a algún amigo de recorrido inverso.

Buena entrada..., para hablar de cochecitos, gracias por la reflexión, ¿por mojarte?.


Salud

Sam dijo...

Para poner mas baldas a la vitrina que tienes del ikea, solo tienes que poner unas abrazaderas que te hagan de soporte, bien apretadas, a la altura que desees, y mas baldas de cristal, que el cristalero del barrio te hará sin ningún problema.

Salut

Uno que aún no ha definido ni el criterio, ni la escala , ni el tiempo a dedicarle........que dificil es esto del slot!

Sam

Joan-er-cunyao dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Joan-er-cunyao dijo...

Wenas!!! Gracias a todos por vuestros comentarios/opiniones.
Sam, gracias a ti tb por pasarte por aquí y opinar,además por el consejo.
Adeu y gassssssss

Delfi_r dijo...

Las colecciones empiezan con un coche y acaban al final de todo, no antes. Ese momento acaso definitivo es el único en que podría afirmarse como era la colección, porque una colección es una historia, y hay tantas historias como personas.

álex dijo...

Después de llevar algo más de 10 años coleccionando "lemans" todavía no sé a ciencia cierta por qué escogí que fueran coches de slot.... eso para empezar....

Te animo a que pongas los coches en la vitrina... no veas cómo lucen!!!!!!... me pasé mucho tiempo con los modelitos metidos en cajas y estaban conservados "de fruta madre"..... pero cada vez que abría una, sentía que lo había echado de menos..... Ahora los miro a diario.... y es una gozada!!!!

Añado que los mencionados (en tu artículo) "lemanseros" hicimos todo lo posible para que te enamoraras irremediablemente de los Le Mans...... pero hijo, ¡¡¡¡es que tú estás enfermo!!!!!ejejjjjeeejjjejej

Un abrazote.

Leo J dijo...

Joan,
Tarde mi comentario pero vi tu blog y aquí me tienes.
Tus descripción es perfecta, por lo menos en el estado de coleccionista que me encuentro. Ja!. Saliendo de la fase uno, acumular (supongo que en unos años vere que ahora estoy en esa fase).
Me gustan los rallies, y mi colección apunta mayormente a ese tipo de autos, aunque me compro los que me gustan (en general todosssss) y es por ello que tengo algunos GT's, LM's ,etc.

Todos los comentarios son acertados, y como dijeron hay tantos criterios como coleccionistas.
Aquí en Argentina, somos unos pocos locos que se ven en los clubes compitiendo y coleccionando.

Buena entrada
Abrazo,
Leo.
simplementeslot.blogspot.com