martes, 12 de enero de 2010

Mercedes 300 SLR #19, Moss-Fangio 1955

Sin ningún tipo de duda, Superslot ha reproducido uno de los coches con más historia en la competición de mediados de los años 50, la Mercedes 300 SLR. A pesar de la gran cantidad de victorias que suman sus pilotos, siempre será recordada por el trágico accidente en las 24 horas de Le Mans del 55.

En esta ocasión reproducen la máquina #19 con la que participaban dos de los más grandes pilotos de la época, y porqué no decirlo, de la historia del automovilismo.... J.M.Fangio y Sir Stirling Moss.


Se llevaban disputadas unas 2 horas y 20 minutos aproximadamente de la edición de la mítica carrera de 1955, un 11 de junio que no se olvidará jamás, ya que perderían la vida 83 aficionados que estaban en la tribuna del circuito de La Sarthe, cuando la 300 SLR de Levegh, forzada por las maniobras de repostage (parada en boxes) de los pilotos que le precedían, se pega a la izquierda de la pista. Macklin, que pilotaba un Austin realiza la misma maniobra pero a menor velocidad que Levegh. La 300 toca con el neumático delantero derecho el guardabarros trasero izquierdo de la Austin y sale catapultada hacia el público en varias piezas a causa del golpe, en especial el tren delantero y el motor que son los causantes de la catástrofe, mientras que el piloto y chasis toman otra dirección.


Mackling se cruza descontroladamente de banda a banda, la gasolina de los coches se prende y se crea una cortina de humo que impide la visibilidad de los pilotos, que deben evitar colisionar con las piezas desprendidas. Se dice que a Levegh le dio tiempo de avisar a Fangio con la mano, aunque yo pienso que fue más por intuición que el Chueco salió ileso al esquivar los coches de Hawthorn y Mackling.


Lo que sucede a continuación es un descontrol total por parte de los organizadores de la prueba, y entre tanto, Mercedes decide retirar sus coches de la competición....


El coche a escala...
El sistema de freno aerodinámico que se activaba de forma manual tambien ha sido reproducido en este coche, diferenciándose de los modelos anteriormente reproducidos para la Mille Miglia. El sistema debía frenar los casi 1000 kg del coche cuando a final de recta casi alcanzaba los 300 km/h, al activarse el freno, se levantaba el panel situado tras el piloto que ofrecía mayor resistencia y frenaba el coche, además de efectivo, impedía un mayor desgaste de los frenos de tambor del coche, por lo que su efectividad era doble. Una vez finalizada la maniobra, el panel volvía su posición natural...


...en definitiva, la edición de 1955 contaba con los mejores pilotos de la época, pilotos de la talla de Moss, Fangio, Hawthorn, Castelloti, Kling, Simon. Levegh.... Los cuales corrían a un ritmo endiablado, prácticamente rodaban a ritmo de récord vuelta tras vuelta hasta el momento en el que se produjo el trágico accidente. Los ganadores fueron Hawthorn-Blueb con un Jaguar D-type, pero eso es lo de menos....



Adeu y gasssssssss

4 comentarios:

DEMO dijo...

Plateado y fantástico artículo Joan. Historia y fotos fantásticas; especialmente las dos primeras y las dos últimas, y eso que desde este aparato no las veo todo lo cómodo que querría.

Gracias por tu tiempo!

Patanslot68 dijo...

joer Joan no me habia comprado este coche porque me parecia que ya lo tenia y vas y me enseñas una "trasera" enamoradiza ¡¡¡¡
jajajaja ale pa la saca ¡¡¡

Waskalas dijo...

Enhorabuena Joan

Las fotos son más que buenas. Y el artículo es una pasada.

Juan dijo...

Veo que tenemos los mismos gustos.........,esperaba que la casa inglesa sacara este modelo determinado y ha cumplido con creces.