viernes, 12 de junio de 2009

Acura de Ninco, preparación.

Wenas!!! Hoy voy a intentar explicar la preparación del Acura con el que corrimos la última carrera del Resisvallés en G.a.s.S. Como ya sabéis, el reglamento es muy permisivo.

Como se puede apreciar, la carrocería descansa por completo en el chasis, así que lo primero, mirar que esté completamente plano.
Antes de ponerse manos a la obra, hay que marcar el camino a seguir en la preparación y así optimizar al máximo el tiempo del que disponemos. Lo primero es "estudiar" el neumático con el que se va a realizar la prueba. En mi caso, el que más me gusta es el Spirit. También se puede utilizar el scaleauto, pero ya supondría una preparación completamente diferente a la que hemos utilizado.
Decidido el neumático (Spirit) hay que probar la llanta. En las pruebas realizadas en la pista, la llanta de 16 el coche roza con la panza, así que ésta la desechamos y colocamos las de 17, que además de ser más alta, es más ancha (17x10).
Con la elección de llanta, ahora le toca el turno a la relación piñón corona. En condiciones "normales", es decir, llanta de 16, la relación idónea sería al de 25/10. Pero al correr con una llanta más grande, hay que 'acortar' la relación, de ésta manera conseguimos que el coche frene más y acelere mejor debido a la diferencia de diámetro de la rueda en comparación con la de 16. La relación óptima es la de 10/26.
Sin duda alguna, donde más hay que trabajar es en el tren delantero. En nuestro caso, corrimos con una llanta de 16 y fue una verdadera temeridad, ya que el comportamiento del coche en las curvas rápidas era bueno, pero en las interiores los rectos por el exceso de apoyo eran continuos.
También hay que prestarle atención a la guía. La primera prueba la realizamos con una pala adelantada y en nuestro caso, el resultado no fue muy positivo, el coche hacía continuos rectos. Por suerte, el compañero de club Miquel, nos dijo que colocásemos la guía ninco pro. Sin duda alguna el comportamiento del coche cambió considerablemente. Pero ahí no termina la cosa, como se puede observar, el tornillo está situado en una zona muy complicada del coche, entre el vástago de la guía y el eje. El 'resultado' es que no se le puede dar mucho juego al tren delantero haciendo la conducción algo más crítica. Para intentar solventar este problema, se ha colocado un tornillo slot.it de cabeza plana que dificulta que se enganche el guía con el tornillo cuando éste sobresale un poquito.
Para evitar los rectos por el exceso de apoyo anteriormente comentados, se ha cambiado el tren delantero por un eje hueco y unas llantas slot.it de 14.5, ahora solo falta colocarle los neumáticos con menos grip que encontremos por el maletín.
Para finalizar con la guía, se le ha colocado la mitad de un muelle ninco a la guía, éste es un pequeño 'briconsejo' de Óscar (gracias a ti también).
Una vez ya tenemos el coche montado, hay que mirar la basculación.
Sin duda alguna no es muy complicado (siempre y cuando tengas el tornillo delantero 'arreglado'). La carrocería se apoya por completo en el chasis, así que sólo hay que centrarse en la única zona donde la carrocería interactúa con el chasis. Es precisamente en los laterales del alerón trasero. Este sobresale y se encaja en el chasis. Como recurso es muy bueno para un coche que va a estar en la estantería, pero cuando lo queremos poner en una pista, la cosa cambia.
Así que tenemos que pasarle la lima, de forma que quede algo más redondeado y se encaje mejor.
En el chasis mataremos los cantos con un cutter también para facilitar que la parte superior entre con la menor fricción posible, ya que si no le permite entrar, dificultaría la correcta basculación. Ahora, siendo sinceros, lo mejor es....... meterse una leche y que se parta jai jeaije iaje iaje y el problema queda resuelto.

Para finalizar con la preparación, el comportamiento del coche es muy bueno a pesar de que nos quedaban pequeño detalles por pulir. Como es más que evidente, se recomienda la colocación del cockpit de lexan. Aún así el coche pasa las curvas rápidas muy bien, a la altura de los Moslers de NSR con los que nos enfrentábamos. Pero como he ido explicando en la preparación, el principal problema del coche está en el tren delantero. Esto hacía que al tomar las curvas interiores el coche no fuese muy seguro y se marcara continuos rectos. Pero con los cambios realizados el comportamiento cambia considerablemente, aguanta bien las interiores (y derrapa fácilmente en caso de entrar algo coladito) al igual que los cambios bruscos de dirección.
Un coche que bien preparado es muy divertido de llevar.

Adeu y gassssss

3 comentarios:

Waskalas dijo...

Buena preparación compañero, pero encontrar un chasis plano es quizás para mi gusto lo más complicado de estos coches

Gracias, con estos articulillos aprendemos un montòn
Un abrazo

Miguel Gómez dijo...

Tremenda Joan gracias por compartirla.

Saludos

Joan-er-cunyao dijo...

Wenas!! Gracias compañeros por vuestros comentarios, se agradecen.

adeu y gassssssss