martes, 30 de junio de 2009

12 Horas ciutat de Sabadell

El pasado sábado 26 de junio, se celebró en las instalaciones de G.a.s.S. una carrera de resistencia organizada por Power Slot en la que se daba a conocer su último coche, el Lola T-298. Dicha prueba sirvió de homenaje a Joan Fernández, uno de los pilotos que condujeron dicho coche por las subidas en cuesta del territorio nacional, y de esto hace ya algunos años.

La mañana comenzó torcida, al llegar a la calle del club, me encuentro que está cortada, además, veo un camión de bomberos estacionado justo delante. Una vez en el club, nos cuentan ha habido un problema con un cable de la corriente y que a las 9:00, justo cuando debía dar comienzo la carrera, la cortaban durante casi dos horas para arreglar el desperfecto ocasionado durante la noche con el cableado eléctrico.
Llego temprano para preparar la carrera con tranquilidad. El motor utilizado para la competición, un pink-kar, lo suministra la organización de la prueba. Una vez montado, toca pasar la pertinente verificación. Cuando todos los coches están a punto, cortan la luz.


Aprovecho el parón para ver las decoraciones de los coches participantes. A parte de las oficiales, habían dos realizadas por compañeros, la "Danone" y "Marlboro". En cuanto a la Danone, el encargado de realizarla fue el compañero Marc Brun y su parecido con la real era impresionante, sin duda, la que más me gustó. Eso sí, la marlboro era una preciosidad tambien, pero me llamó más la atención la otra.


Pasa una hora y media y..... volvió la luz!!!! Ajiejaije ija La organización de la carrera se tuvo que mover y amoldar las mangas al nuevo horario. Así que de los 25 minutos por manga, se pasó a 35 minutos. La verdad es que nuestro equipo, Slot 5 J’s, se tomó muy bien el problema, siempre somos positivos y vimos en el incidente, una forma de reducir la diferencia con el líder, ya que nos sacarían menos vueltas de ventaja aieaie ja.
El azar me dio la oportunidad de iniciar la competición, y el equipo, formado por Joan, Jordi y Josep, tenía la intención de mejorar el puesto de la última carrera de resistencia en la que compartimos equipo, es decir, había que evitar quedar últimos otra vez.


Comencé por la pista 4, y siendo sincero, no muy bien que digamos. El coche no se aguantaba de delante y se salía de morro en la curva del puente, la tenía ya atragantada desde el inicio de la prueba. Sin duda alguna, la cosa no pintaba bien. Posteriormente Domi no fue mucho mejor y Campi, un rookie debía correr a un ritmo mucho más lento que el nuestro, eso sí, más seguro.
Nuevamente me tocó correr a mí y seguían los problemas en el puente, en esta ocasión pasaba algo más lento para evitar muchas salidas, pero claro, el ritmo tambien se veía afectado. Éramos los últimos......


Primera parada en boxes: Así que durante la segunda manga de Domi, decidimos, perdón, decido hacerle algunos cambios al coche. Durante el tiempo de espera entre manga y manga, me habían aconsejado realizarle cambios al coche, así que los evalué y me dispuse a realizárselos. El primer cambio en la parada fue el de la guía, la que llevábamos no estaba lijada y la sustituí por otra que sí. Además, cambié todo el eje delantero. Ahora llevábamos un eje macizo slot.it, llantas de 15 sloting plus y neumáticos Gom grip cero. Además, le había bajado la altura del tornillo inferior. Domi se fue acoplando a los nuevos cambios poco a poco, mientras que Campi, una vez le tocó correr, consideró que el coche ahora estaba más plano en el paso por curva, pero que era más complicado de llevar. Sin duda alguna, los tiempos por vuelta y las vueltas totales no daban lugar a duda alguna, el coche no "tiraba" y éramos últimos y con diferencia. La verdad es que los penúltimos estaban cerquita, pero en las siguientes mangas conseguían sumar 3-4 vueltas más que nosotros.


Segunda parada en boxes: Viendo que la cosa no funcionaba, decido cambiar nuevamente el tren delantero al completo y colocar el anterior, subir los tornillos, endurecer la suspensión trasera y apretar la carrocería para que el coche culeara algo menos.
El comportamiento del coche no varió mucho. Al igual que el equipo Renault en la F1, cuando hay que tomar una decisión, la nuestra era siempre la menos apropiada.
Pero todos los "males" del coche se agudizaron en la manga anterior al ecuador de la prueba cuando cambiamos los neumáticos gastados y montamos los nuevos. En las curvas de derechas el coche se salía con más facilidad. La carrocería estaba ligeramente inclinada hacia un lado, y al tomar la curva, el neumático rozaba con la carrocería provocando la salida. La verdad es que la situación era desesperante.
A todo esto había que sumarle la temperatura del local. A pesar de estar "enchufado" el aire acondicionado, la calor que hacía al medio día era alta, y el ambiente estaba más caldeado. El rendimiento de los coches bajó, los neumáticos empezaron a sufrir "chatering" (en motociclismo es un problema con los neumáticos, estos en la frenada empiezan a rebotar y alargan la frenada y la conducción se hace más insegura). En nuestros coches a escala, el chatering son las ‘bolitas’ de neumático que se van pegando al neumático, que debido a la temperatura está más blando/pastoso, así que debido a estos dos factores, las salidas de pista se multiplicaron.


Tercera parada en boxes. En esta parada, y después de ‘espiar’ a otro coche en un cambio de carril (hay que aprovechar todos los instantes para aprender aiejaijeiaje ) veo que la configuración de los otros coches es opuesta a la nuestra, algo de lo que ya me había dado cuenta y que no había podido confirmar. Así que opté por hacer parar al Campi y ponerle la nueva configuración. La verdad es que después de aflojar mucho la suspensión y la carrocería, y esto unido al desgaste de los neumáticos y dejar de rozar en la carrocería (decían que podía ser por culpa de los cables del motor... quien sabe) el comportamiento del coche mejoró una barbaridad. En el cambio de piloto ya nos lo comentó, el coche ahora iba mucho mejor. Y sin duda alguna, los tiempos de Domi lo demostraron, ahora, a parte de que corríamos por los carriles centrales, el coche se comportaba mejor y las mangas daban fe de ello. Domi terminó tercero de manga (empatado con otro) y no más de dos vueltas del segundo, el primero, se fue un pelín.


Ahora me tocaba a mí, el comportamiento del coche era perfecto y corría con normalidad a un ritmo de 13.0-13.2 y en muchas otras vueltas conseguía bajar a 12.8-12.9. Por tiempos estaba entre la 3ª y 4ª posición. Pero al encontrarnos al final de la carrera, se produjo un desafortunado incidente, más bien fue un ‘lance’ de las carreras, y por poco dejo el coche y me largo a mi casa. Me encontraba entre dos de los pilotos que se estaban jugando la carrera, así que si por desgracia, molesto a alguno, es sin querer. Lo que más me molestó fue que precisamente se quejara en la manga que menos salidas había tenido y que iba a un ritmo un pelín inferior al suyo. El coche, debido a los rebotes del neumático, se sale del carril y se pasa al otro, con lo cual, al haber dos coches en pista se nota, y el compañero se pone algo nervioso. La verdad es que me callé, por educación, cuando lo que tenía que haber hecho era otra cosa... pero bueno, a pesar de la mala ostia, decidí terminar la manga, aunque lo que verdaderamente quería hacer era largarme, a mi esas cosas no me gustan y para eso, me quedo en casa.

El compañero se estaba quejando de que le molestaban, pero a él, no le había pasado lo que a mí en dicha manga. Entro primero en la curva y el coche pegado a mí me saca, el tercer coche que llega se sale tambien. En teoría, el primer coche que debe colocar el pister es el mío, pero fíjate tu, que es el último en colocar.... además, en la curva del puente, me salgo y el pister no se da cuenta, le avisas, pero como si nada... en fin, que cuando se da cuenta... es de noche.... como se puede ver, yo sí que tenía razones para "enfadarme" y no pasó nada, intenté seguir a mi ritmo y tomarme esto como lo que es, un lance de la carrera. Pero parece ser que si no estás corriendo para ganar, no tienes los mismos derechos que los demás. Además, debía estar calladito, ya que su equipo cambió cosas del coche durante el cambio de pista, algo que está prohibido, y a mí, las paradas en boxes para hacer estos cambios me dijeron que los realizara durante la carrera. Así que estas cositas son las que "molestan", o todos moros o todos cristianos, pero este doble rasero no lo veo bien.


La verdad es que las últimas horas son muy duras, llevas todo el día allí y el cansancio hace mella en los pilotos, las piernas están "dormidas" de estar de pié, la muñeca empieza a tener calambrazos y a no hacer caso a la neurona, y el dedo.. Hace lo que le da la gana. A todo esto le añades lo "quemadito" que iba por el incidente en la manga anterior y el resultado fue... la peor manga de todas las que realicé. Por suerte Domi estaba más centrado que yo y supo mantener la compostura. Con su ritmo demostró que el coche no andaba tan mal como al principio de la prueba y que con haberlo podido afinar (no pude entrenar con el coche antes de la prueba) un poquito seguramente nos habríamos peleado por la 6 ª o 7ª posición, que era nuestra intención.


En fin, que a pesar de todo fue un gran día de slot, del cual se aprenden muchas cosas para futuras carreras y disfrutas (a pesar de nuestros problemas mecánicos) jugando los cochecitos, que al fin y al cabo es lo que interesa.


La entrega de premios la realizó el piloto homenajeado Joan Fernández, dio copa a los tres primeros y todos los pilotos se llevaron un coche de regalo, cortesía de Power Slot, la organizadora de la carrera.


Con la experiencia que vamos cogiendo el equipo Slot 5 J’s, seguro que el año que viene nos volveremos a reunir para participar y seguro, que lo haremos mejor, o por lo menos, lo intentaremos. Eso sí, lo importante es pasar un buen día y divertirse, a pesar de los ‘lances’ de carrera, que son parte de la misma y así hay que tomárselo.


Adeu y gassssss

4 comentarios:

Waskalas dijo...

No te enfades Joan... que eres un poco skin..."que loh pofesionaleh del ehló nesecitan mushah, mushah pistah pa elloh soloh"

En cualquier caso de un coche que se llama Lola se puede esperar cualquier cosa. Al menos os ha servido para saber qué era lo que fallaba

Un abrazo

Miguel Gómez dijo...

Jaaja el Lola me encanta por estos lares todavía no lo he visto, a ver si lo veo rodar y me convence

Saludos y gracias por el reportaje Joan

DEMO dijo...

Muy buena y divertida entrada Joan; lástima de tanta salida, salido de tono, y "problemillas" mecánicos. La competición é asín. La culpa, de los bomberos y el corte de luz.

Veo que los "trofeos" eran los fabulosos Polos de Pogüer...

Una suerte contar con uno de los pilotos históricos de las Lola 1:1.

¿Para cuándo una subidita en cuesta con una de ellas?

¿Son ya las Lola de "serie"? ¿Han mejorado estéticamente con respecto a la que mostraste en su día?

Un abrazo y la próxima vez, chico, como en Ben Hur, con pinchos en las llantas.

Un abrazo,

Luis

Josep dijo...

Muchas Gracias Juanillo por considerearme Rokkie.
Hice lo que pude e intente no romper nada.
Al final, cuando el coche iba, creo que hice mangas decentillas. Evidentemente no a nivel de Domi o tuyas pero se hizo lo que se pudo.
En la proxima no quedaremos los ultimos, ...., aunque tengamos que hacer alguna del Pietro Nodoyuna!
Un abrazo!