sábado, 14 de noviembre de 2009

Vanwall VW4 #20 de Stirling Moss y Tony Brooks

Wenas!! Hoy muestro mi última adquisición, la Vanwall #20 pilotada por Stirling Moss y Tony Brooks. Este fantástico coche reproducido por Cartrix, es el conmemorativo del tercer aniversario del foro de automodelismoslot y limitado a 200 unidades.El joven piloto (por aquel entonces) Stirling Moss, ha pasado a los anales de la historia como el primer piloto inglés en ganar un gran premio pilotando un coche íntegramente inglés.
Así que el 20 de julio de 1957, con solo 27 años, Moss se adjudica el Gran premio de su país con la Vanwall. Stirling pilotaba la unidad VW1, cuando unos problemas mecánicos le hicieron pararse en boxes.. para él ya había "finalizado" la carrera...

Pero.. ¿No había dicho yo que ganó?. Sin duda alguna la victoria no fue nada fácil. Su compañero Tony Brooks estaba dolorido por el accidente sufrido un mes antes en Le Mans, muy mermado, así que acordaron parar en boxes para pasarle la Vanwall VW4 a Moss, es ésta época estaba permitido que un coche lo pudiera pilotar otro piloto, cuando le cedió el coche tubo que remontar desde la 9ª posición para hacerse con la victoria.

La prensa escrita tituló
Empire News: "Stirling Moss, conduciendo como un superhombre, ganó el Gran Premio de Inglaterra en Aintree ayer en un Vanwall prestado".
Sunday Times: "Moss lo triunfalmente reivindica su decisión, muy criticada en su momento, para fijar su fe a un coche británico esta temporada".
Pero, ¿Cómo fue la carrera?.
Moss se las arregló para colocarse primero en la primera vuelta del G.P y quería poner tierra de promedio. Cuando tenía 9 segundos de ventaja sobre Behra empezó a tener problemas en el motor, un cable estaba arrancado, paró en boxes para mirar la avería e intentar solucionarla. Se reincorporó nuevamente con la Vanwall VW1 en séptima posición, pero el coche seguía fallando, algo no iba bien...

Los problemas físicos de Tony le impedían conducir en condiciones durante las 90 vueltas del G.P. así que arreglaron todo en boxes para que cediera la VW4 a Moss. En el cambio perdió 13 segundos más a los que ya tenía de la parada anterior y se reincorpora en 9 posición.

En la vuelta 30 estaba a más de 1 minuto del líder, Behra. Stirling sigue apretando y en la 34 supera a Fangio y a Stuart.... En la vuelta 40 Moss pasa a Musso y se coloca 5º.... En el pit lane David le saca el cartel y le indica que tiene a Behra a 55 segundos... Ver que el tiempo empieza a bajar hace que Moss se lance a por él, está muy lejos, pero todo es posible.

En la vuelta 53 Stirling consigue ser el primer piloto que baja de los 2 minutos, dejando el nuevo récord en 1:59.2.... A 22 vueltas del final (68) está solo a 28 seg. del líder, y en la siguiente pasa a Stuart para situarse en tercera posición.

Pero es en este momento cuando se produce una situación clave para el devenir de la carrera. La fortuna se alía con Moss y Behra sufre un problema mecánico importante, su embrague dijo basta y se desintegra. Con tan mala suerte para Mike Hawthorn (estaba segundo) que las piezas desprendidas del Maserati le pinchan un neumático. La suerte que le había faltado al inicio de la carrera, cuando la dominaba con cierta tranquilidad, se había puesto de su lado. El sueño del joven piloto de conseguir ganar con una máquina inglesa estaba a punto de hacerse realidad, pero las 20 vueltas restantes no fueron nada fáciles, a pesar de tener una diferencia de más de 1 minuto respecto al segundo, es en estos momentos cuando los pilotos, los grandes pilotos mejor dicho, deben mantener la cabeza fría para terminar el gran premio. En estos momentos los pilotos se sienten solos y es cuando se pueden desconcentrar y sufrir un accidente.
Una vez conseguida la victoria, se tuvieron que repartir las 500 Libras de premio, el 60% para Moss y el resto para Tony.
Que le parecía el Vanwall a Moss:..." El Vanwall era un coche tremendamente importante para mí. Por fin, un coche de fabricación británica Gran Premio capaz de ganar en contra de nadie, pero que no hizo fácil su victoria .. mala plana manchas, caja de cambios mal y un coche que exigía bandling delicado, pero muy rápido, con buenos frenos y aceptablemente confiable"...

Pero no todo fue tan 'bonito', en 1958, Stuart Lewis-Evans era su compañero de equipo. Desgraciadamente sufrió un accidente que acabó con su vida, por culpa de las quemaduras producidas en Casablanca pilotando la Vanwall. Moss dijo esto de él.... fue terriblemente valiente, pero la valentía y la estupidez están muy cerca y si usted es demasiado valiente, eres estúpido...
Sin duda alguna los pilotos se jugaban la vida en cada curva, así que cada piloto debía saber cual era su límite sin pasarlo, ya que se ‘pagaba’ caro.Este fatídico accidente dejó tocado a T. Vandervell (dueño del equipo), poco después ‘cerró’. Moss, años más tarde dijo al respecto: "No estoy seguro de cuánto tiempo habría seguido de todos modos, porque su única ambición era batir a 'esos bastardos rojos'. Su pasión era derrotar a Ferrari en vez de ganar carreras".

Adeu y gasssssssssss

5 comentarios:

Juan dijo...

Enhorabuena por la adquisición,es precioso.....,el resto también ,estos Cartrix tienen algo....

Waskalas dijo...

Buen artículo Joan. Este Vanwall es de los modelos que más me gustan de Cartrix. Pero prefiero el de Hawthorn. Ya se que a ti el Sr Moss es quien te da vidilla.

Las fotos una pasada. Y el texto, de los de no poder dejar de leerlos.

Enhorabuena

Joan-er-cunyao dijo...

Wenas!!! Gracias nuevamente compañeros, a pesar de la sencillez del coche, es una preciosidad. Luis, el otro también me lo compraré, por tener el morro pintado que lo diferencia de éste. En breve prepararé uno para "competir" en G.a.s.S.... weno, mejor dicho para pasear con él en el club jaie ieiaei
Adeu y gasssss

DEMO dijo...

Fantástica entrada Joan, me ha encantado, al igual que el uso que le has dado a los blanco y negro, más cálidos, más fríos..., mucho gusto, sí señor.

Muy buena adquisición, ya sólo te faltan los dos primeros y los que vendrán, que espero que sean muchos, qué gran foro!!

Salud

supergenix dijo...

Buena entrada Joan, Moss es sin duda el ejemplo de Gentleman al volante. La verdad es que todavía no ha sacado mi unidad de la caja, a ver si tengo un rato.

Salud